Archivo de la categoría: discriminación

DISFAM consigue que en Baleares tengan en cuenta las dificultades de los disléxicos en las pruebas de acceso a los Ciclos Formativos


Hoy nos llegan dos buenas noticias para la comunidad disléxica en edad escolar. Y aunque vienen de otras comunidades autónomas, es importante tomar nota de la iniciativa para poder conseguir que se unifiquen los criterios en todo el territorio español. Una nos llega de Baleares y otra de Cataluña
Desde la Comunidad Balear, Disfam nos hace llegar un documento que, desde la Consejería de Educación y Cultura del Gobierno Balear, se ha remitido a los todos los centros autorizados para realizar las pruebas de acceso a los ciclos formativos de grado medio y superior de formación profesional y que tienen matriculados alumnos con dificultades específicas de aprendizaje (dislexia, disortografía, disgrafía y discalculia).

El documento nace de la iniciativa de Disfam (Dislexia y Familia), que se reunió con el Director General de Formación Profesional del Gobierno Balear, para para entre otras cosas, dar a conocer la situación del alumnado con dislexia y de las necesidades que presentan, además de solicitarle una adaptación curricular no significativa durante las pruebas y su proceso de formación.

El citado documento da una serie de pautas y orientaciones a tener en cuenta en la realización de las pruebas, como: permitir que el alumno lea en voz alta los textos; clarificar al alumno las preguntas del exámen que no queden claras;que se le lean a alumno los textos; revisar y comprobar al final del examen que si deja una pregunta en blanco es porque no la sabe y no porque se le ha olvidado responder; evaluar más el contenido que la forma y la estructura; no tener en cuenta las faltas de ortografía; y dar la oportunidad de realizar alguna prueba oral.
Recientemente, se han realizado las pruebas, y han sido muchos los alumnos diagnosticados con “dificultades específicas de aprendizaje” en Baleares que se han podido beneficiar de ésta medida, y que se convierte un referente a tener en cuenta.
Por otra parte, hoy publica el diario “La Vanguadia” de Barcelona el artículo titulado “Selectividad más apta para hiperactivos“, donde afirma que este año, las pruebas de acceso a la Universidad (PAU) recogen condiciones especiales a 18 alumnos disléxicos y a dos con TDHA, aunque las medidas aún están lejos de lo que piden las familias afectadas. De todas formas, y según se desprende del artículo, las mejoras van encaminadas a los TDHA (a pesar de ser minoría) que a los disléxicos, que como dice el artículo, se presentan 18 diagnósticados. Las mejoras están destinadas más a las condiciones en las que se realizan las pruebas, es decir, el aula, que a los contenidos de las mimas.
Todavía es un grano de arena en el desierto. A las Asociaciones nos queda mucho camino por andar. Pero es indiscutible que tenemos que hacer valer los artículos 71 y 72 de la LOE (Ley Orgánica de Educación) que hacen referencia a los principios de atención al alumnado con dificultades específicas de aprendizaje (art. 71) y que dispone que las Administraciones Educativas dotarán a los centros de los recursos necesarios y las adaptaciones pertinentes para llevarlas a término (art.72).

Recomendaciones para la atención en la escuela del niño disléxico:

Escuchar noticia
Es imprescindible que todo niño disléxico reciba un tratamiento específico, pero es crucial que su problema se atienda, al mismo tiempo, en el aula.

La atención escolar se debe basar primordialmente en la comprensión del trastorno, aunque se debe huir de las medidas sobre protectoras. Debe quedar muy claro que el problema no viene condicionado por una falta de motivación o pereza, ni tampoco por un nivel bajo de inteligencia, sino por un trastorno biológico.
Se recomiendan una serie de normas que deberán individualizarse para cada caso. Con ello se intentara optimizar el rendimiento, al mismo tiempo que se intenta evitar problemas de frustración y perdida de autoestima, muy frecuentes entre los niños disléxicos. Estas recomendaciones son las siguientes:
Dar a entender al alumno que se conoce el problema y que se hará todo lo posible para prestarle ayuda.

  • Hacerle sentar en las primeras filas, cerca del profesor, para prestarle la mejor ayuda.
  • Se le debe ayudar a pronunciar correctamente las palabras.
  • No utilizar el método “global” para el aprendizaje de la lectura.
  • No se debe pretender que alcance un nivel lector igual al de los otros niños.
  • Prestarle una atención especial y animarle a preguntar cuando tenga alguna duda.
  • Se debe comprobar siempre que ha entendido el material escrito recibido.
  • Se debe comprobar que el material que se le ofrece para leer es apropiado para su nivel lector.
  • Se deben valorar los trabajos por su contenido, no por los errores de escritura.
  • Siempre que sea posible, se deben realizar las valoraciones oralmente.
  • Se debe recordar que requiere más tiempo que los demás para terminar sus tareas.
  • Se debe tratar de destacar los aspectos positivos en su trabajo.
  • Se debe evitar que tenga que leer en público.
  • Se deben valorar los progresos de acuerdo con su esfuerzo, no con el nivel del resto de la clase.
  • Se le debe permitir, si le resulta útil, el uso de la tabla de multiplicar, calculadora y grabaciones.
  • Se le debe permitir el uso de medios informáticos.
  • Se le debe enseñar a tomar apuntes mediante notas breves.
  • Se le deben poner menos deberes de lectura y escritura.
  • Siempre que sea posible no se le deben hacer copiar grandes “parrafadas” de la pizarra y, si es posible, darle una fotocopia.
  • No se le debe ridiculizar nunca.
  • En una prueba escrita no se le deben corregir todos los errores de escritura.
  • Se debe aceptar que se distraiga con mayor facilidad que los demás, puesto que la lectura le comporta un sobreesfuerzo.
  • Debe ser tomado en consideración el hecho que escuchar y escribir simultáneamente le puede resultar muy difícil.


Estas recomendaciones están extraída del artículo “Quince cuestiones básicas sobre la dislexia” del Dr. Josep Artigas, Neuropediatra y Psicólogo (Unidad de Neuropediatria. Hospital de Sabadell. Corporación Sanitaria Parc Taulí -Barcelona-)
mail: jartigas@cspt.es

OTRAS RECOMENDACIONES:

Tratar de destacar los aspectos positivos de su trabajo.
La información nueva debe repetírsela más de una vez, debido a su problema de distracción, memoria a corto plazo y, a veces, escasa capacidad de atención.
Comprender que tiene una dificultad tan real com un niño ciego, del que no se espera que obtenga información de un texto escrito normal. Algunos niños disléxicos pueden leer un pasaje correctamente en voz alta y aún así no comprender el significado del texto.

"Superar la Dislexia", la Asociación de León

Pincha en la foto y podrás leer la noticia
Una nueva Asociación ha nacido en León. Se llama “Superar la Dislexia”, y nace de la mano de Ana Isabel Blanco, socia de Dislexia sin Barreras, profesora de Sociología de la Universidad de León, y madre de disléxico.

Junto a ella forman la Junta directiva de la Asociación, Sagrario Flores, Profesora de Historia de la Educación en la Universidad y Raquel Poy de Castro, profesora universitaria también, pero de Psicología.
Profesionales y familias impulsan esta iniciativa en León, que aboga por otro modelo de escuela y el uso de las nuevas tecnologías para hacer frente al fracaso escolar.
“El objetivo de la asociación es ayudar a los niños disléxicos y a sus familias, a superar las barreras que el desconocimiento de la misma imponen, y que consigan llegar a tener las mismas oportunidades que los niños no disléxicos”, afirmó Ana Isabel Blanco, en el reportaje que teneís más arriba.

! Dislexia sin Barreras os da la bienvenida ¡

Discurso del Presidente de la FEDIS en el Parlamento Europeo


Señoras y Señores eurodiputados:

Agradecer en nombre de todas las asociaciones que represento, como
presidente de la Federación Española de Dislexia, la sensibilidad que han
demostrando con sus firmas y el que se nos hayan invitado a compartir con
todos ustedes la situación actual de las personas con dislexia en España.
Día a día, sufrimos la desinformación y la falta de sensibilización de la
sociedad, debido al desconocimiento de lo que significa padecer dislexia.

Nuestros orígenes se remontan al año 2001 en Mallorca, donde tres familias
fundaron una asociación. Posteriormente, ayudamos a la creación de otras
asociaciones en el territorio español, formando una federación así con 7
asociaciones que atienden a casi 1000 familias.
La falta de legislación que amparase a estas personas y el que la dislexia no
fuera detectada en las escuelas, ha eliminado cualquier posibilidad de que
existan estadísticas de afectados en nuestro país.
Ante esta indefensión, nos planteamos como objetivo principal trabajar para
conseguir una Ley Educativa, que respetara esta forma diferente de aprendizaje.
Nuestra lucha, dio resultados, el año pasado cuando salió a la luz la nueva Ley
Orgánica de Educación, la cual contemplaba por vez primera, al alumnado con
dificultades específicas de aprendizaje.
La dislexia no es solo un problema para leer o escribir, la dislexia es mucho
más… El 90% de los niños con dislexia sufren graves trastornos emocionales
como la ansiedad, stress, trastornos del sueño, de la alimentación, depresión
etc.
Nosotros así lo entendemos y con esta energía que nos contagian muchos de
estos niños, que han podido sobrevivir a un sistema educativo que no les ha
tenido en cuenta, queremos continuar luchando, y por eso estamos hoy aquí,
para decirles y compartir con todos ustedes, que hay una realidad, que todos los países tienen que asumir…

nuestras autoridades competentes en el área educativa, no pueden continuar hablando del fracaso escolar sin contemplar los trastornos de aprendizaje. tenemos una ley demasiado reciente que no está siendo desarrollada en nuestras autonomías.
desde la federación, exigimos a nuestros políticos, que pongan en
marcha una verdadera campaña de sensibilización, una campaña que venga apoyada por los medios de comunicación, por las distintas administraciones, y que se arbitren mecanismos como la
puesta en marcha de protocolos de detección y de actuación en
todos los centros educativos, de todos los países que forman la
unión europea, para buscar soluciones reales a todos estos niños y adultos inteligentes, pero que en demasiadas ocasiones han sido catalogados de vagos, inmaduros o malos estudiantes,
abocándoles a ser fracaso escolar, cuando quien está fracasando en demasiadas ocasiones, es el propio sistema educativo, y no ellos!!! .

Nuestro mensaje es claro y positivo: poner en marcha políticas educativas que
defiendan los derechos de los alumnos que padecen dislexia, dispraxia,
discalculia y otras dis. Seamos hoy y ahora, sensibles y responsables actuando
en consecuencia con esta demanda invisible, que no ha dejado de estar
presente, gracias al coraje de muchos padres y madres que no han querido
rendirse.
Por último, agradecer el compromiso de la Universidad y reciente de la
Consellería de Educación de las Islas Baleares, por iniciar las gestiones
necesarias, para que los protocolos de detección e intervención (solicitado
también por el Ministerio de Educación de nuestro país) para éste tipo de
alumnado, sean posibles, y del que estoy seguro, muchas comunidades
autónomas de mi país, tomarán ejemplo y convertirán así, el día a día de estos
chicos y chicas, en un gran éxito escolar.
Muchas Gracias.

La dislexia, protagonista en el Parlamento Europeo

En la imagen, Iñaki Muñoz, presidente de la FEDIS, acompañado de la eurodiputada Teresa Riera e Irene Ranz, ex-presidenta de Dislexia sin Barreras y Vicepresidenta de la FEDIS

Esta mañana del día 24, Iñaki Muñoz, presidente de la FEDIS, y socio de Dislexia sin Barreras, ha sido la voz de todas las personas con dislexia y otros trastornos “dis” de España en el Parlamento Europeo, donde ha intervenido para exponer la realidad de la disexia en nuestro país.

Dislexia sin Barreras quiere aprovechar la ocasión para agradecer a todos sus socios y socias, a sus colaboradores, y a todos y cada uno de de los equipos humanos que han compuesto en cada momento su Junta directiva, que gracias a su trabajo, a su tesón, a sus esfuerzos, a su tiempo, a su cariño y sensibilidad, estamos empezando a recoger el fruto de aquel trabajo.
También queremos felicitar a todas las demás asociaciones de dislexia que han ido naciendo a lo largo de estos años, por su trabajo y esfuerzo, porque juntos somos más, y si trabajamos en la misma dirección y con un objetivo común, este se puede alcanzar.
Enhorabuena a todos y a todas. Esto, sin duda, nos da mucho ánimo a todos para seguir trabajando con la misma ilusión.

Derecho a la educación sin discriminación

Marijo, nos escribe y nos adjunta una carta publicada en la edición del 18/09/07 del Diario de Navarra.

Derecho a la educación sin discriminación

Todos los que somos padres nos podemos encontrar en cualquier momento con que alguno de nuestros hijos tenga un problema de aprendizaje: dislexia, disgrafía, TDAH, etc. Entonces el derecho a la educación que tenemos todos se presenta como una carrera de obstáculos. Porque aunque las Administraciones educativas deberían garantizar los procedimientos y recursos precisos para identificar tempranamente las necesidades educativas específicas derivadas de las dificultades de aprendizaje, así como el apoyo educativo para la atención del alumnado con dificultades de aprendizaje desde el mismo momento en que dicha necesidad sea identificada y con la normalización educativa como finalidad, la realidad nos ofrece unas aulas demasiado masificadas, con muchos niños con necesidades educativas especiales y unos profesores que no cuentan con más recursos que su vocación, profesionalidad y el deseo de hacerlo lo mejor posible, intentando dar a cada niño lo que le corresponde, algo que realmente es complicado.
Mientras tanto hay muchas familias que sufren, normalmente en silencio, porque el fracaso escolar es lo que llega cuando por falta de apoyos no se puede llegar a la normalización educativa, mención aparte de lo que supone para un niño defraudar a todos, profesores, padres, etc.… al no llegar a las metas que le marcan y con el consiguiente deterioro emocional, baja autoestima y repercusión en las relaciones con su entorno. Ante esta falta de recursos a las familias no nos queda otra opción que acudir a la vía privada para que nuestros hijos sean valorados, diagnosticados y tratados, teniendo que asumir un coste nada despreciable, prolongando la jornada escolar y para recibir una atención que debería darse en el mismo colegio y dentro del horario escolar. Existen unas becas para cubrir estos gastos privados que tengo la suerte de no poder solicitar, y digo la suerte porque mis ingresos son superiores a los requeridos para poder solicitarla, y en caso contrario lo que no podría es llevar a mi hijo a un centro privado.
¿Son éstos todos los recursos que podemos ofrecer a los niños con necesidades educativas especiales? ¿Serían suficientes para tu hijo si tuviera problemas de aprendizaje?