Archivo de la categoría: disléxicos

Formación en dislexia para profesores particulares

Enseñales a aprender

En la Asociación Dislexia sin Barreras, hace tiempo que venimos detectando la necesidad de que nuestros niños puedan contar en casa con el apoyo de un profesor particular que les ayude en sus tareas, pero que les enseñe como ellos pueden aprender. Y para ello, no nos vale solo la buena voluntad –que no es poco y hasta ahora es lo que hemos tenido–, se hace necesario que todos estos profesionales tengan formación práctica en dislexia, para así, ser capaces de entender la forma de procesar la información del disléxico para poder presentarle la información de la manera que ellos la van a comprender.
Con este fin hemos puesto en marcha el proyecto “Ayúdales a Aprender”, del que ya informamos de la presentación en la Escuela de CC. de la Eduación de Universidad Complutense el pasado 25 de marzo.
El objetivo del proyecto es formar una bolsa de trabajo de profesores de apoyo escolar a domicilio entre estudiantes universitarios y profesionales, y que estén formados en Dislexia y Magisterio. El curso lo ofrece de forma gratuita la asociación Dislexia sin Barreras, y tendrá lugar los días 27 y 28 de junio en su sede, en el Centro de Asociaciones de la Salud en Alcorcón (Madrid)

El compromiso mínimo que se pide a los participantes es trabajar durante un curso escolar completo, a razón de 3 horas semanales, a convenir con las familias. El precio a pagar por la familia será de 10 euros la hora.
Por su parte, la Asociación se compromete a dar formación especifica de dislexia y a mantener un telefono donde poder orientar sobre las posibles dificultades que se presenten.

Dislexia sin Barreras en Facebook

Perfil de Dislexia Sin Barreras | Crea tu insignia
Perfil de Facebook de Dislexia Sin Barreras
Desde el 15 de febrero, Dislexia sin Barreras tiene perfil en Facebook, la mayor red social en Internet, con más de 200 millones de usuarios en todo el mundo.
Nuestra presencia en la red social obedece a nuestro interés por hacer visible la dislexia, dar a conocer los rasgos para detectarla, los problemas que acarrea, en definitiva crear conciencia. Son muchas las personas disléxicas, y un paseo por la red nos ha bastado para hacer muchos amigos, y contactar con asociaciones de diversos países e intercambiar información.
En un mundo global, las soluciones vienen de todas partes, y la red es un lugar con poder de cambio.
Como curiosidad, nuestro recibimiento por el Grupo Popular en la Asamblea de Madrid, viene auspiciado por la “amistad” en Facebook que pude entablar con su portavoz, David Pérez. Ha sido más rápido todo a través de Facebook, que por el medio tradicional.
Dentro del perfil en Facebook, hemos creado un grupo, “facebookers dislexicos”
Si tienes perfil en facebook, buscanos. Si quieres tener perfil, solo necesitas un correo electrónico y darte de alta. A partir de ahí, el trabajo es buscar amigos. Con nosotros “Dislexia sin Barreras” ya puedes contar.

Dislexia es la principal causa del fracaso escolar

Así titula hoy el diario “La Tercera” de Chile, que resume un estudio elaborado por la Universidad de Hull en el Reino Unido. La investigación es la primera que identifica a esta enfermedad como la causa más importante del fracaso en los estudios.

“Un estudio desarrollado por la Universidad de Hull, en Inglaterra, asegura que la dislexia es la mayor causa del fracaso escolar. La investigación señaló que el 55% de los 1.300 estudiantes de primaria que no obtuvo los resultados esperados en los tests estandarizados (Sats) mostraban todos los signos que conforman la dislexia, pero no habían sido diagnosticados correctamente. Esta investigación es la primera que identifica a la dislexia como la causa más importante del fracaso, señaló la BBC.
El gobierno inglés dijo que se encuentra realizando un piloto de entrenamiento a los profesores.”.

Y en España, nuestros responsables de educación, tadavía están mareando la perdiz con el informe Pisa, y buscando explicaciones al fracaso escolar. Está claro, que aquí falla de base nuestro sistema educativo, que se viene parcheando de forma ininterrumpida desde el principio de los tiempos, pero no se ha hecho una revisión educativa a fondo.
Si esto sucede en el Reino Unido, que en cuanto a la detección y tratamiento de la dislexia nos llevan años luz, ¿Que es lo que está pasando en nuestro país?


Type rest of the post here

FIRMA POR EL DÍA NACIONAL DE LA DISLEXIA

Escuchar noticia

Dislexia sin Barreras, junto a las Asociaciones de Dislexia españolas, y a través de nuestra Federación,(FEDIS), hemos iniciado una campaña de recogida de firmas para que el día 8 de noviembre sea declarado DÍA NACIONAL DE LA DISLEXIA.

Para colaborar y firmar: PINCHA AQUÍ

El objetivo es promover y divulgar los derechos de este colectivo, que pasa desapercibido al padecer el denominado “trastorno invisible”.
Esperamos con ello, sensibilizar a la población en general, a los poderes públicos en particular, para que se adopten medidas en Sanidad y Educación para su detección temprana. Asimismo, los centros educativos se muestren sensibles a este tipo de alumnado, y adapten los sistemas de enseñanza para que todos los alumnos puedan conseguir los objetivos.

Dislexia y apoyo familiar

Escuchar noticia

Como continuación a los post sobre “QUE es la DISLEXIA”, como se manifiesta, y como se debe intervenir en el colegio, ahora seguimos con el apoyo familiar y las manifestaciones psicológicas.

Es muy importante que un niño con dislexia reciba en todo momento el apoyo de su familia.
Cuando empieza a aflorar el problema, se suele crear una relación muy tensa con la familia: El niño normalmente tiene malas calificaciones en la escuela, y la palabra esfuerzo no es sinónimo de ningún resultado positivo. Estas presiones influyen negativamente en su relación con los demás, familia, amigos, escuela, etc. El niño empieza a pensar que es tonto, ya que a pesar de realizar un esfuerzo, es incapaz de aprender las enseñanzas más básicas (a leer, escribir, las tablas de multiplicar, etc.), y tampoco encuentra una explicación a su problema. La familia y la escuela suelen etiquetarlo de vago y de no poner interés en lo que hace. En ese momento el niño pierde algo muy importante para su desarrollo: la autoestima.

Llegado este punto ( y mucho mejor si es antes) es muy importante tener un diagnostico de dislexia, realizado por un profesional cualificado, donde se informe a los padres, y al mismo niño, de las características que presentan los disléxicos, sin olvidar que cada persona disléxica es diferente y que no existen dos disléxicos idénticos.

La mejor ayuda que podemos ofrecerles es nuestra comprensión en todo momento, y crear un clima de seguridad afectiva haciéndole saber que él simplemente es diferente, y que diferentes lo somos todos.

· Consecuencias psicológicas (Helena Alvarado)

Los niños con trastornos del aprendizaje en general, y con dislexia en particular, corren el peligro de presentar alteraciones en su vida afectiva como consecuencia de los continuos fracasos que experimentan tanto en el ámbito escolar como en sus actividades de la vida cotidiana, que incluye continuamente acciones o tareas propias del dominio de sus dificultades.

El niño disléxico fracasa en el colegio y recibe de una manera continuada, directa o indirectamente, de manera pasiva o activa, mensajes verbales y valoraciones negativas del entorno escolar, social y familiar, es decir, de todos los ámbitos donde el niño se encuentra inmerso. Poco a poco se va a ir concienciando de su incapacidad para superar los obstáculos que se le presentan a diario, no pudiendo, a pesar de su esfuerzo, salir adelante.

Esta situación de fracaso continuado perdura en el tiempo, y al no recibir la ayuda adecuada en el sistema escolar, pierde la motivación hacia el aprendizaje, y lentamente desarrollará un sentimiento de inseguridad hacia sí mismo y hacia sus capacidades. Su desconfianza en ser capaz de hacer algo se generalizará a otras actividades de tipo extraescolar, afectando a todos los ámbitos de su vida.

Se produce, en consecuencia, una espiral de fracaso, un círculo vicioso, puesto que el miedo al fracaso que experimenta le lleva a una reducción de su productividad por inseguridad y para evitar seguir constatando sus dificultades, no se enfrenta a los nuevos aprendizajes, produciéndose un fracaso real y de forma secundaria, la constatación del miedo al fracaso del principio.


A partir de aquí se pueden desencadenar problemas emocionales y/o conductuales tales como:

  • ansiedad, en cualquiera de sus formas, manifestada más habitualmente en problemas en la alimentación (disminución o aumento del apetito) el sueño (insomnio, pesadillas…) o somatizaciones, es decir, molestias o dolores corporales fruto de la tensión psíquica vivida (cefaleas, vómitos, abdominalgias…)
  • sintomatología depresiva (sentimientos de fracaso, inseguridad, dificultades escolares, tristeza, labilidad emocional, cambios bruscos de humor…)
  • trastornos relacionales secundarios a su pobre autoconcepto, apareciendo dificultades en la interacción con sus compañeros
  • trastornos en el comportamiento manifiestos a través de una conducta perturbadora de compensación de tipo agresiva o provocadora, como mecanismo de defensa ineficaz, y baja autoestima.

Si el fracaso perdura en el tiempo y se repite de manera recurrente, como suele suceder, el daño en la autoestima se irá incrementando paulatinamente. El niño se desmotiva, se descorazona, se repliega en sí mismo y pierde el interés por los otros niños del grupo puesto que su nivel de competencia es muy inferior al modelo escolar establecido. Se margina de la clase. A mayor número de fracasos, las sanciones y las reprimendas aumentarán, así como la sensación del niño de ser incapaz y de pensar que no sirve para nada.

Si el trastorno no se detecta adecuadamente y se trata a tiempo, el problema puede aumentar y complicarse rápidamente. Es por tanto indispensable un diagnóstico precoz tanto para superar con éxito la educación reglada y reducir el retraso en los aprendizajes como para evitar la afectación emocional lo máximo posible.

La dislexia, aún desconocida en las escuelas


Así titula le periódico municipal de Alcorcón la entrevista mantenida con Alfonso Callejas, Presidente de la Asociación Dislexia sin Barreras. En la entrevista, que se puede leer en el enlace anterior, Alfonso Callejas explica, de forma sencilla, que es la dislexia, hace un resumen de la situación actual de la población que la sufre, así como de la labor que se lleva a cabo desde nuestra asociación.

Type rest of the post here

Rosie Wood da pautas para conocer "la forma de aprender" de los disléxicos

Rosie Wood en un momento de su charla, junto a Anita Pestaña, presidenta de Dislecan

Este fin de semana hemos asistido al estupendo curso, que Rosie Wood ha impartido dentro de las I Jornadas de Dislexia en Canarias, que bajo el título genérico “La Dislexia, una forma diferente de Aprender”, se ha celebrado en Tenerife, durante los días 23, 24 y 25 de Noviembre, organizada por Dislecan, Asociación Canaria de Dislexia. La apertura de las jornadas contó con la presencia de la consejera de Educación del Gobierno de Canarias, Milagros Luis Brito, el edil del área social del Ayuntamiento de Los Realejos, José Vicente Díaz, y Anita Pestaña, presidenta de Dislecan.

La verdadera estrella de las Jornadas fue Rosie Wood, ex-directora del Helen Arkell Dyslexia Center (Londres), una experta con muchos de experiencia en el tratamiento y enseñanza a personas con dislexia.
Ha sido un curso muy interesante, (cerca de 12 horas seguidas con Rosie Wood) que lo ha hecho fundamentalmente práctico y no solo descriptivo.
La aportación de de ejercicios concretos, pautas, recomendaciones de gran utilidad tanto para el aula como para la familia, creo que han sido las claves del éxito.
Nos ha hecho comprender, con ejercicios muy sencillos, como se siente una persona con dislexia, así como las múltiples formas en las que ésta se puede manifestar. Pero no solo eso, sino que ha dado las claves para crear un entorno adecuado para el disléxi
co, así como estrategias y recomendaciones.
El mensaje ha sido claro, los disléxicos “merecen la ayuda que necesitan”, y también es cierto que para lograrlo, se requiere un gran cambio y esfuerzo por parte de los profesores y educadores. Pero, tal y como lo ha presentado la Sra. Wood se trata de un trabajo creativo, ya que cada niño es único, y para aquellos que decidieron dedicarse a la educación, debería ser un reto y un placer llevarlo a cabo.

“Los profesores marcan hasta la eternidad;
nadie sabe hasta donde puede llegar su influencia”
En la imagen, un mapa mental mostrado por Rosie Wood


Y para darles esa ayuda, Rosie Wood nos ha presentado multitud de herramientas, entre las que destacan los “Mapas Mentales“, de los que ella es una auténtica experta. Ha impartido un taller y hemos podido confeccionar nuestros propios mapas mentales a partir de sus indicaciones y explicaciones.
También nos ha mostrado herramientas para mejorar la lectura y sacarle el provecho necesario en el estudio; consejos para planificar una clase “prodislexia”…etc.

Pero lo más importante es la actitud que debemos adoptar, tanto el educador como la familia, ante la persona con dislexia. Y la palabra clave es “confianza“, que ha sido una constante a lo largo del curso. Debemos confiar y hacerle confiar en sus habilidades y potenciar sus fortalezas. De la actitud que tomemos los padres y maestros ante el problema, depende el éxito o el fracaso de los niños y niñas.

“El problema es el problema,
los padres, el niño, el profesor no son el problema”
Rob Long


Más adelante, entraremos a compartir con vosotros, las pautas que hemos aprendido de esta gran profesional, Rosie Wood.