Archivo de la categoría: LOE

Abril, dislexia y política

Desde la Junta de la Asociación llevamos algún tiempo sin escribir en el blog, pero no por ello hemos dejado de trabajar.
Pero vamos a pasar a informar de las reuniones que hemos mantenido durante el pasado mes de abril.
El día 14, Alfonso Callejas y Flora Saura, presidente y vicepresidenta de Dislexia sin Barreras, junto con Irene Ranz, presidenta de la Fundación Aprender, mantuvieron una reunión, con Dª Carmen Pérez-Llorca Directora General de Educación Infantil y Primaria de la Comunidad de Madrid, y D. José Carlos Gibaja, Subdirector General de Centros de Educación Infantil, Primaria y Especial, con el objeto de transmitirles las inquietudes de la Asociación y exigir la puesta en marcha de soluciones.

Una interesante y fructífera reunión en la que expusimos la situación de las personas disléxicas en la Comunidad de Madrid y el abandono que sufren en las escuelas, donde la falta de acción, intervención y detección, lleva a todos estos niños y niñas al fracaso escolar y a problemas psicológicos como la baja autoestima, la depresión e incluso a ser víctimas de acoso escolar en muchas ocasiones.
Les propusimos formas de abordar el problema en nuestra Comunidad, a las que han sido muy receptivos, desde la formación del personal docente, a la elaboración de pautas a los colegios y profesorado sobre como atender al alumnado con “Dificultades Específicas de Aprendizaje”, mientras no tenemos el desarrollo legislativo. Insistimos en la necesidad de detectar a los alumnos en las primeras etapas con el fin de evitarles el daño y el retraso, realizando una intervención apropiada.

El resultado de esta reuinión, que se irá materializando poco a poco, supone un paso más dentro de nuestra Comunidad, Madrid, en materia de dislexia y atención a los alumnos con esta dificultad
Conclusiones de la reunión :
* Formación al profesorado. Van a comenzar con ello de inmediato.
* La Consejería elaborará un documento, para el que nos ha pedido nuestra colaboración, con las pautas a seguir dentro del aula para que los docentes puedan adaptar la metodología y sepan como intervenir con los alumnos con “dificultades específicas de aprendizaje”, que enviará a todos los centros, de manera que el profesorado pueda intervenir mientas llega el diagnóstico.
* Van a estudiar la normativa de otras Comunidades Autónomas para abordar el desarrollo de la LOE en nuestra Comunidad, ya que solo depende de la propia Consejería.
* Van a defender la moción de Dislexia (que se aprobó el 25 de marzo en el Senado) en la Conferencia Sectorial de Educación
* Nos han pedido que aportemos información técnica para, junto con sus técnicos, utilizar las mismas baterías de pruebas en los diagnósticos o detección de la dislexia, en definitiva, para unificar criterios.

El pasado 21 de abril, Flora Saura, vicepresidenta de Dislexia sin Barreras se reunió con Isabel Redondo, Portavoz Adjunta de Educación del Grupo Popular en la Asamblea de Madrid, donde la Asociación consiguió dar un paso más para la dislexia en nuestra Comunidad. La reunión transcurrió en un ambiente de gran sensibilidad y buena predisposición por parte de la representante del Partido Popular, que nos transmitió el interés de su grupo parlamentario por trabajar para mejorar la situación de las personas con dislexia.

El compromiso es que se van a poner a trabajar para conseguir:

* dar formación específica en materia de dislexia a los docentes y orientadores.
* realizar campañas de sensibilización e información sobre dislexia a toda la población, con material educativo para distribuir.
*sensibilizar sobre la dislexia dentro de las aulas a todo el alumnado
*elaborar directrices de actuación en el aula con el alumnado disléxico y hacerlas llegar a todos los centros educativos.

El 24 de abril, mantuvimos una reunión con el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, a la que acudimos con la Fundación Aprender y las diputadas de la Asamblea Regional por IU, Inés Sabanés, portavoz de grupo y Eulalia Vaquero, portavoz de Educación.
La disposición a la colaboración y apoyo de nuestras demandas por parte de la Oficina del Defensor del Menor fue inmejorable.

Con anterioridad a estas reuniones que se han ido materializando durante este mes de abril, en Febrero nos recibieron en la Asamblea Regional las diputadas de I.U., Inés Sabanés y Eulalia Vaquero, que ya entonces se comprometieron a trabajar para que la dislexia se hiciera visible en la Comunidad de Madrid.

Dislexia en el Senado

El próximo miércoles 25 de marzo se va a debatir en el Senado una moción por la que se insta al Gobierno a la adopción de determinadas medidas en relación con la educación de los alumnos con dislexia.
La moción la presenta la Senadora por Murcia Mª Josefa Nicolás del Partido Popular, dentro de la Comisión de Educación, Política Social y Deporte. Ella también es la artífice de que en la Comunidad de Murcia se haya desarrollado los artículos 71 y 72 de la LOE, que en la actualidad están elaborando el Decreto para su desarrollo y puesta en funcionamiento.
En resumen, la moción, después de explicar la dislexia y la situación en nuestro país, la pone de manifiesto como una de las causas del fracaso escolar y solicita al Gobierno:

La creación de una comisión de expertos dentro del Ministerio de Educación y Política Social procedentes del campo de la psicología, la pedagogía, la psicolingüística y la audición y el lenguaje que realice un estudio a nivel nacional para identificar a los alumnos disléxicos escolarizados en los centros educativos, su situación y propuestas de intervención a nivel escolar y socio-comunitario.

La elaboración de un Plan de Formación del profesorado en las etapas primaria y secundaria con el fin de adoptar estrategias metodológicas más acordes con este tipo de alumnos y la implementación de materiales de trabajo incardinados en el currículum.


Se trata de un paso más en la consecución de unos objetivos claros: conseguir que las autoridades educativas dejen de mirar para otro lado y aborden de una vez la dislexia como la dificultad específica de aprendizaje que es, y se pongan los medios y apoyos que necesite este alumnado, igual que se viene dando a los alumnos con otro tipo de problemas o dificultades.
Algunas Comunidades Autónomas como Murcia, Baleares y Canarias ya se han puesto manos a la obra y han desarrollado la LOE para dar cobertura a las DEAs (dificultades específicas de aprendizaje) haciendo mención expresa de la dislexia. Ahora falta que todas las demás tomen ejemplo, pero si se consigue un regulación a nivel nacional, será más fácil la lucha con las Administraciones donde no desarrollen la LOE.

Reclamar el cumplimiento de la LOE a la Administración

Nos hemos cansado de repetir, que la LOE en sus artículos 71 y 72 garantiza la atención a los estudiantes con “necesidades educativas específicas”, donde está encuadrada la Dislexia.
Siguiendo la brecha abierta por los padres que han sabido como y donde ir a reclamar, hemos elaborado los documentos para facilitar a todos aquellos que lo deseéis, seguir el mismo camino.
Todos los interesados, podéis descargaros toda la documentación en la Web de Dislexia sin Barreras

¿Por qué tenemos que reclamar?
La Administración ha dicho en más de una ocasión, que no tienen constancia de lo que pedimos para nuestros hijos e hijas, que nunca han llegado reclamaciones ni peticiones de atención a las necesidades específicas de este colectivo. Que los colegios nunca les han reclamado más medios para atenderlos….
Y transcribo las declaraciones de uno de los redactores de la LOE, Juan López, subdirector general de Ordenación Académica del Ministerio Educación, aparecidas en El País de 13 de marzo de 2008.

“López remite a los artículos 71 y 72 donde se exige a las comunidades autónomas que dispongan de los medios y recursos necesarios “para que todo el alumnado alcance el máximo desarrollo personal, intelectual, social y emocional”. La responsabilidad de su aplicación está transferida a las comunidades, pero, “en caso de que no se esté cumpliendo, los ciudadanos pueden poner una denuncia. Por ahora no hemos recibido ninguna”.

Ha llegado el momento de que tengan constancia de cuantos somos y que nuestra reclamación es que se cumpla la LEY con nuestros hijos e hijas.

  • La Constitución Española de 1978,  art. 27.2: La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales.
  • La Declaración de los Derechos del Niño es otro de los principios que no se acaban de cumplir con nuestros hijos e hijas
  • Ley Orgánica de Educación en su TÍTULO PRELIMINAR,  CAPÍTULO I,  artículos 1 y 2 , así como en el CAPÍTULO II, los artículos 71 y 71

DISFAM consigue que en Baleares tengan en cuenta las dificultades de los disléxicos en las pruebas de acceso a los Ciclos Formativos


Hoy nos llegan dos buenas noticias para la comunidad disléxica en edad escolar. Y aunque vienen de otras comunidades autónomas, es importante tomar nota de la iniciativa para poder conseguir que se unifiquen los criterios en todo el territorio español. Una nos llega de Baleares y otra de Cataluña
Desde la Comunidad Balear, Disfam nos hace llegar un documento que, desde la Consejería de Educación y Cultura del Gobierno Balear, se ha remitido a los todos los centros autorizados para realizar las pruebas de acceso a los ciclos formativos de grado medio y superior de formación profesional y que tienen matriculados alumnos con dificultades específicas de aprendizaje (dislexia, disortografía, disgrafía y discalculia).

El documento nace de la iniciativa de Disfam (Dislexia y Familia), que se reunió con el Director General de Formación Profesional del Gobierno Balear, para para entre otras cosas, dar a conocer la situación del alumnado con dislexia y de las necesidades que presentan, además de solicitarle una adaptación curricular no significativa durante las pruebas y su proceso de formación.

El citado documento da una serie de pautas y orientaciones a tener en cuenta en la realización de las pruebas, como: permitir que el alumno lea en voz alta los textos; clarificar al alumno las preguntas del exámen que no queden claras;que se le lean a alumno los textos; revisar y comprobar al final del examen que si deja una pregunta en blanco es porque no la sabe y no porque se le ha olvidado responder; evaluar más el contenido que la forma y la estructura; no tener en cuenta las faltas de ortografía; y dar la oportunidad de realizar alguna prueba oral.
Recientemente, se han realizado las pruebas, y han sido muchos los alumnos diagnosticados con “dificultades específicas de aprendizaje” en Baleares que se han podido beneficiar de ésta medida, y que se convierte un referente a tener en cuenta.
Por otra parte, hoy publica el diario “La Vanguadia” de Barcelona el artículo titulado “Selectividad más apta para hiperactivos“, donde afirma que este año, las pruebas de acceso a la Universidad (PAU) recogen condiciones especiales a 18 alumnos disléxicos y a dos con TDHA, aunque las medidas aún están lejos de lo que piden las familias afectadas. De todas formas, y según se desprende del artículo, las mejoras van encaminadas a los TDHA (a pesar de ser minoría) que a los disléxicos, que como dice el artículo, se presentan 18 diagnósticados. Las mejoras están destinadas más a las condiciones en las que se realizan las pruebas, es decir, el aula, que a los contenidos de las mimas.
Todavía es un grano de arena en el desierto. A las Asociaciones nos queda mucho camino por andar. Pero es indiscutible que tenemos que hacer valer los artículos 71 y 72 de la LOE (Ley Orgánica de Educación) que hacen referencia a los principios de atención al alumnado con dificultades específicas de aprendizaje (art. 71) y que dispone que las Administraciones Educativas dotarán a los centros de los recursos necesarios y las adaptaciones pertinentes para llevarlas a término (art.72).

¿tal vez tu hijo es disléxico y nadie lo sabe?


Así titula hoy, el diario El País, un reportaje de dos páginas sobre la dislexia.
Para nuestra Asociación y todas las que estamos en esta lucha, supone un espaldarazo en cuanto a la difusión de este “trastorno invisible”, que , ciertamente, no se trata de una enfermedad ni una discapacidad. Pero aparte de algunos términos mal utilizados, creo que no tenemos que ser puristas y reconocer que el reportaje nos favorece y nos ayuda en la cruzada que llevamos para dar a conocer la dislexia y sus problemas asociados. O invito a participar en los comentarios del reportaje desde aquí.

Desde aquí quería recordar, algo que a la periodista se le ha pasado, y es que desde esta Asociación, Dislexia sin Barreras, se estuvo al pie del cañón junto a otras, cuando se fraguaba la Ley Orgánica de Educación, más conocida como LOE, y de ese trabajo se consiguió que se reconocieran las “dificultades especiales de aprendizaje” en su art.71 y 72. Estos artículos remiten a las Comunidades Autónomas que son las que tienen que poner los recursos y medios necesarios para “que todo alumno alcance el máximo desarrollo personal, intelectual, social y emocional”
En cuanto a los fondos para su desarrollo, ya no se pueden poner pegas desde la Comunidad de Madrid porque ya se ha suscrito el Convenio entre el Ministerio y la Consejeía de Educación, publicado en el BOE del pasado 11 de marzo, que lo dota de fondos para su aplicación este año. Nuestra misión, ahora, es demandarlo, estar atentos y exigirlo.
Por otra parte, y al hilo del reportaje, leo que Juan López, subdirector general de Ordenación Académica del Ministerio de Educación y uno de sus redactores, dice que “la responsabilidad de la aplicación de la LOE está transferida a las Comunidades, pero en caso de que no se esté cumpliendo, los ciudadanos pueden poner una denuncia. Por ahora no hemos recibido ninguna”.
Sabemos, que en la mayoría de los centros esto no se está cumpliendo, y que los padres que conocen el contenido de la Ley acuden a exigir que se cumpla con sus hijos con dislexia, o necesidades específicas de aprendizaje, que pongan los recursos y medios necesarios, como dice la ley,
para que todo alumno alcance el máximo desarrollo personal, intelectual, social y emocional”.
Debemos tomarle la palabra al Subdirector General, y empezar denunciar en el Ministerio de Educación los incumplimientos.