Archivo de la categoría: método Berard

Gran éxito de participación en la charla sobre Berard y Rehasoft

Un momento de la charla informativa. Urban Petterson, Director Genral de Rehasoft

El sábado 1 de marzo, fuimos más de una veintena de personas las que acudimos a informarnos sobre las novedades del software de apoyo a la lectura y dislexia de de Rehasoft, y el método de entrenamiento auditivo de Berard.

El objetivo de Dislexia sin Barreras es difundir entre padres y profesionales un software de
apoyo a la lectura que es capaz de traducir a voz cualquier texto, ya sea desde Word o PDF, lo que supone una importante herramienta de ayuda para todas aquellas personas que tienen dificultades lectoras, dislexia, incluso baja visión o ceguera.

Rehasoft, una la empresa de vanguardia de las nuevas tecnologías educativas, con más de 10 años de experiencia, dedicada a la ayuda de personas con dislexia, dificultades de lecto-escritura, aprendizaje y comunicación, ofreciendo soluciones para mejorar el rendimiento escolar y profesional, y la promotora de la traducción y adaptación de este software al castellano y catalán. Este software se lleva utilizando más de 20 años en los países nórdicos y en Reino Unido, con una gran introducción en los centros educativos, como una herramienta más de trabajo y apoyo para los alumnos.

A continuación, y también relacionado con las dificultades de aprendizaje, Almudena Vela, terapeuta auditiva acreditada por el Dr. Berard y musicóloga, dará a conocer las últimas novedades en el ENTRENAMIENTO DE INTEGRACIóN AUDITIVA DE BERARD, una terapia que se está llevando a cabo con mucho éxito entre la población que padece dislexia y otros trastornos. El otorrinolaringólogo francés Guy Berárd lo desarrolló basándose en que el 50% de los estímulos nos llegan a través de la vía auditiva, y en los estudios realizados en más de 80.000 casos de problemas relacionados con la audición durante 20 años.

El ENTRENAMIENTO DE INTEGRACIóN AUDITIVA es un método de estimulación, cuya finalidad es uniformar los umbrales de percepción, normalizando así el flujo de entrada de la información sensorial auditiva. Se trata de un método pasivo, no agresivo, no farmacológico, compatible con cualquier otra forma de intervención, y con resultados a corto plazo.

Además, está probado y recomendado en los trastornos generalizados del desarrollo y en Autismo; en problemas de aprendizaje (DISLEXIA, desarrollo del lenguaje en la infancia); en trastornos del lenguaje y habla como Disfasia, Afasia, Dislalia o Disfemia; en trastornos de la conducta por déficit de atención(TDA) y aquellos que cursan con hiperactividad y agresividad; y en problemas de memoria, atención y concentración. En psiquiatría, en trastornos del estado de ánimo (depresión) y en trastornos por ansiedad (Estrés), y en neurología en Alzheimer, Parkinson y adicciones.

Anuncios

"REEDUCACIÓN AUDITIVA PARA EL ÉXITO ESCOLAR Y EL BIENESTAR EMOCIONAL" DE GUY BÉRARD



A continuación copio del blog de Estimulación Temprada literalmente la recensión del libro “La reeducación auditiva para el éxito escolar y el bienestar emocional” del Dr. Guy Bérard.

Una persona con una agudeza auditiva excelente puede tener una pésima calidad auditiva. No basta oír bien si no se percibe y se comprende sin esfuerzo lo que se oye.

Modernas investigaciones han descubierto numerosas anomalías en la audición:
– procesamiento lento de lo que se oye,
– percepción desagradable de sonidos agudos,
– discriminación incorrecta de los fonemas,
– lateralización errónea o confusa,
– hipersensibilidad en algunas frecuencias.

Sus efectos son fallos de percepción y de lenguaje, pobre comprensión, déficit de atención, dificultad para el aprendizaje, sobre todo para las lenguas, la ortografía y la música, así como altibajos emocionales, apatía y depresiones en niños y adultos.

La forma de oír tiene tanta incidencia, que unas sencillas pruebas auditivas revelan qué estudiantes aprenden con dificultad y qué personas son depresivas.

Guy Bérard, otorrino francés, ha dedicado gran parte de su vida a investigar las anomalías auditivas y la forma de corregirlas. Además, ha inventado un programa de reeducación auditiva con música sinfónica filtrada por el Audiokinetrón, modulador de frecuencias, creado para ese fin. De él se ha beneficiado el mismo doctor Bérard evitando quedarse sordo, su hija adolescente con serias dificultades de aprendizaje, y miles de disléxicos, autistas y depresivos de todo el mundo. El doctor Bérard es fundador de la Asociación Internacional de Reeducadores Auditivos (IABP). Esta obra ya se ha publicado en varias lenguas.

Editorial Biblioteca Nueva. Traducción de Víctor Estalayo.

El método Berard de Reeducación Auditiva


Tras anunciar a todos los socios que vamos a iniciar la Terapia de Reeducación Auditiva, o método Berard, creo que muchos no conocereis de que se trata y que beneficios puede tener para nuestros niños y niñas.
No se trata de una terapia específica para la dislexia, pero está contrastado que son muchos los beneficios que les proporciona.
De todas formas, este domingo día 11, podremos asistir a una charla de Almudena Vela, que hará una audiometría a los asistentes y nos contará en que cosiste y cuales son los beneficios de esta terapia.

Guy Berard, médico cirujano y otorrinolaringólogo francés, inventó hace ya más de cuarenta años la terapia de reeducación auditiva que lleva su nombre.
Se trata de de un método que, mediante la escucha de música adaptada, tiene el objetivo de mejorar la calidad de nuestra audición.

Pero va mucho más allá de lo que pueda parecer en esta simple explicación, pues está demostrado que la forma en la que oímos determina nuestro estado de ánimo, nuestro comportamiento y otros factores de importancia como la capacidad de atención…

A pesar de ser una terapia aún no contrastada por la medicina y, por lo general, desconocida por parte de la mayoría de los profesionales de la otorrinolaringología, existen numerosos estudios y publicaciones que avalan los beneficios de esta técnica. Son cientos los reeducadores auditivos que la aplican en el mundo entero y muchas las asociaciones de pacientes tratados por este método que dan fe de sus resultados positivos.

En base a su experiencia con pacientes a lo largo de los años, Berard llegó a varias conclusiones: que muchos de los estudiantes con pobre rendimiento escolar tienen deficiencias en su calidad auditiva; que la mayoría de los niños autistas sufren de una hiperaudición que en muchos casos puede llegar a ser dolorosa; que la casi totalidad de los niños y adultos depresivos muestran un patrón común en su audiograma… Estas conclusiones dan una idea de la importancia del efecto de la audición en nuestro comportamiento y en cómo nos sentimos, nos relacionamos y funcionamos en nuestras tareas diarias. El doctor Berard hizo muchos más descubrimientos e ideó la terapia de reeducación auditiva, que al igual que si de una gimnasia para el oído se tratara, mejora muchos de los problemas mencionados.

Estas mejoras las han experimentado a lo largo de varias décadas, miles de niños hiperactivos, con déficit de atención, problemas de lenguaje, autistas, personas depresivas, mayores con pérdida gradual de agudeza auditiva… incluso estudiantes de idiomas, músicos y cantantes…

El tratamiento es sencillo y se realiza en diez días, con dos sesiones diarias de media hora cada una. Durante estas sesiones el paciente escucha una música cuyas frecuencias han sido filtradas para adaptarse a sus necesidades concretas. Para determinar los objetivos a conseguir con el tratamiento se ha de llevar a cabo una audiometría que refleje cuáles son las condiciones exactas de la audición del paciente y cuáles las posibilidades de mejora con la reeducación. Al quinto día de terapia se volverá a realizar una audiometría para observar los cambios y la conveniencia de readaptar la modulación de la música para una mayor eficacia del tratamiento. Una tercera audiometría se hará al final del décimo día para comprobar los resultados. Pero éstos no serán definitivos, puesto que el efecto de la reeducación seguirá produciendo cambios a lo largo de los siguientes sies meses, después de los cuales se realizará la última de las pruebas auditivas.

La edad mínima en la que puede aplicarse la reeducación auditiva son los tres años, aunque Berard aconseja que se espere hasta los cuatro o cinco. En cuanto a la edad máxima, no hay límite, y es un tratamiento del que podríamos beneficiarnos todos.
Publicado en VIVIR PARA CRECER

Rosina Uriarte
Directora del Centro Bilingüe de Estimlación Temprana BRISBANE
ESTIMULACIÓN TEMPRANA Y DESARROLLO INFANTIL.